1- El Pilar de tu Grandeza

¿sabías que tus pensamientos negativos pueden tener un mayor y más rápido impacto que tus pensamientos positivos?

Verás, nuestros cerebros están diseñados para permanecer en búsqueda continua y enfoque hacia lo negativo. Esta tendencia es una característica evolutiva, un mecanismo de seguridad predefinido que forma parte de nuestra “configuración de fabrica” por así decirlo. Una de sus funciones es facilitar nuestra sobrevivencia como especie, ayudarnos a detectar posibles peligros y amenazas en nuestro entorno. Sin embargo, conforme evolucionamos y crecemos en conciencia y atención, no solo como individuos sino también como especie, la mayor parte de los recursos utilizados por mantener activa esta función se vuelve un gasto energético innecesario y un obstáculo para nuestro crecimiento.

Esta es la razón por la que el 90% o más del diálogo interno de la persona promedio es negativo. A menos que entrene su mente haciendo un esfuerzo consciente, intencional y deliberado para provocar lo contrario.

Ahora bien, ustedes me van a preguntar: ¿si pensar negativamente es lo “normal” porque he de querer cambiar? Bueno, existe un sinnúmero de beneficios y razones extraordinarias para volvernos más selectivos en la manera en que pensamos y nos comportamos, pero déjame mencionarte lo que me parece más obvio:

Si la creación nos dotó de una mente con la que se pueden lograr cosas fabulosas ¿por qué empeñarnos en no utilizarla?, y te lo digo de verdad, muchas veces inadvertidamente nos negamos a pensar y tomar decisiones por nosotros mismos, a emplear nuestra mente y darnos cuenta el potencial que ésta tiene.

La única diferencia entre una persona extraordinaria que es capaz de aportar grandes innovaciones de carácter social, científico, ambiental etc. y un criminal que vive provocando gran sufrimiento a si mismo y a su entorno, es únicamente la manera en que utiliza su mente.

La diferencia entre ambos reside en que uno de ellos la usa intencionalmente, mientras que el otro, se deja llevar por la parte primitiva y animal que lleva dentro… en algunos círculos, a este constructo mental, se le llama ego y se conforma de las creencias y conceptos que mantenemos acerca de nosotros mismos.

Si queremos un cambio autentico y sostenible en nuestra sociedad la única alternativa es aceptar el reto y responsabilidad de explorar las posibilidades de nuestra mente y darnos cuenta que así como podemos bendecir al mundo también lo podemos destruir. He aquí el meollo de todos los asuntos, nuestra manera de pensar.

Hace mucho tiempo alguien me contó una historia que no tuvo sentido para mi sino hasta recientemente, la moraleja era que habiéndose dado cuenta del poder y la manera tan letal en que la mente podía ser usada, la humanidad, por miedo, decidió ignorar que tenia una mente creativa, y de esa manera inicio dos cultos de gran uso hoy día, el culto a estar ocupado y el culto a estar distraído. Fue entonces cuando tener mucho trabajo se convirtió en un símbolo de éxito y la distracción se convirtió en sinónimo de descanso.

Y por ultimo, de acuerdo a numerosos estudios, las personas que dominan su mente son mas felices, y las personas felices alcanzan el éxito en lo que se proponen mas rápidamente. Por ello, si no quieres terminar arruinando tu vida y encima de esto, eres alguien que quiere lograr sus metas, tienes que entrenar tu mente, si quieres innovar o hacer algo con tu vida que haga que valga la pena haber vivido, tienes que entrenarla. Si eres una líder de familia o de una gran corporación, si eres un emprendedor. Tienes que entrenar tu mente, porque una mente entrenada, es el pilar de tu Grandeza. No busquemos atajos o alternativas pues tarde o temprano tendremos que hacerlo.

En los próximos episodios de esta serie, estaremos aprendiendo maneras de cultivar, una mente extraordinaria.

Nos vemos pronto.